Guanacaste Rutas de Viaje Ojala Ediciones

Comentarios de Prensa

Crítica Alfonso Chase La Prensa Libre

Los autores son ampliamente conocidos en nuestro país por el relevante aporte a nuestra cultura, en sus diferentes expresiones, llenas de profesionalismo y originalidad.

En este libro se cumplen todas las expectativas y el resultado es una obra integral, de gran calidad visual y detalles armoniosos, en los textos, que nos presentan un panorama geográfico, histórico, de costumbres, de rutas únicas para fijar la importancia de Guanacaste en su momento actual, con el legado de sus primigenios habitantes, más los viajeros ilustres, como por allí se dice, con la mirada del fotógrafo que logra fijar la importancia visual, ecológica y geográfica, y el protagonismo esencial de su población, que da un conjunto de la vida en su cotineanidad.

Va más allá de cualquier ruta de viaje, aunque se hace necesaria la división de esas rutas en siete apartes, para adentrarnos, sobriamente, en un paisaje natural de imponente belleza, con los textos de Yasmin Ross que, prolijamente, nos van descubriendo, por medio de acertadas descripciones, lo que podemos mirar y lo que se oculta más allá de la realidad contrastante de lo visual. A simple vista pareciera que todo tiene la definida estética de lo que se nos ofrece, trazos para descubrir los tesoros de Guanacaste, algunas veces resaltadas por signos antiguos y más recientes, pero con los detalles que admiramos en las fotografías de Luciano Capella, en un muestrario de maravillas sobre las que nos detenemos por largos minutos, al descubrir asuntos que antes parecían inéditos, en donde la naturaleza se une al trabajo diario, los animales a su entorno y los árboles, rocas, vías y viajeros habitan con naturalidad ese mundo, en donde gracias a la unidad de los textos y las fotografías, los volcanes parecen hablar y la unidad cielo y tierra da testimonio actual de una región, unida por supuesto a ese legado que tienen puede percibirse en El Farallón, o en otros sitios Arqueológicos, que en el caso de Guanacaste, siguen tan vivos como hace siglos.

Podría ser que este libro pertenezca al género de los llamados del nunca acabar. Los siete grandes capítulos y las más de 280 páginas, exponen detalles nunca antes descubiertos en esos libros de rutas que conocemos, de otros países y regiones. Hay mucho de magia en el conjunto. Las fotografías, los textos, el diseño y diagramación de Paula Cruz, más el apoyo de las múltiples personas que contribuyen a su edición y a las cuales se les agradece su participación, nos muestran que es una obra colectiva, aunque el sentido personal de los autores está patente, como antes lo estuvo en el hermoso libro “La Pasión por el Caribe” (2003) parecido a éste, pero no tan prodigioso como el que reseñamos.

Tomado de: La Prensa Libre

 

Inicio
El Libro
Las Rutas
Galeria de Videos
Creditos
Contacto
Comprar el Libro
Comprar el Libro